Mostrando entradas con la etiqueta Dadivas de vida. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Dadivas de vida. Mostrar todas las entradas

jueves, 6 de marzo de 2014

Shots literarios

Navega conmigo

Navega conmigo entre los sueños... sólo trae tu brújula, que yo ya he trazado el mapa.

Te invito a perdernos juntos entre el mar de fantasías, quiero contigo surcar la marea de nuestras ilusiones, anhelo encontrar las olas extraviadas en la imaginación.

Pero no olvides portar tu mejor vestido de gala, aquellas plumas negras celeste, que mientras cenaremos nuestros labios y aliento la bruma ocultará nuestro rastro, hasta dejar al aroma de tu piel tras el contraste de la prenda como huellas latentes para no extraviarte.

Arrumba conmigo por siempre hacia lo desconocido, que si en la deriva me extravío contigo, sé que no me va a importar...


Sin Nombre

En posición fetal y sobre el frío suelo del baño me encuentro. Continuo del retrete, donde por cierto vacié ya  el contenido de mi estomago.

En esta ocasión, no es causa del alcohol que ingerí en la noche previa. Es algo más, algo distinto, se acompaña de un dolor agudo tan extrañamente comparado a un puntapié en los testículos.

Y bien, si el dolor no es exquisito a falta de ser lo bastante sutil y sublime, aún lo defino con un suculento. Que posee abundante riqueza en sus matices del punzar, resulta tan basto en sensaciones hirientes.


domingo, 14 de julio de 2013

Amante de ti

Corro a tu encuentro en nuestro lugar especial, aquel escondido entre los vinos de jerez. Al llegar, te
 hallo oculta ante la tenue luz de la habitación. Luces tan bien, tan pasiva, tan sensual, aguardando allí
 en silencio por mí.

Sin decir nada, me acerco a ti y acaricio suavemente tu esbelto cuello. Después, a través de un ligero
 sonar me invitas a deleitar lentamente el momento, y yo sin objeciones sucumbo a tus encantos, pues
 adoro todo en ti.

Adoro el color de tu piel, tan cristalina y caoba, aun mejor que el de la miel. Adoro tu suave aroma, ese
 perfume tuyo cual ahora es mi idioma. Adoro tu dulce sabor, el mismo libar delicado retenido en mis
 labios con fervor.

Y con sutiles palabras que recaen en fanatismo, defino a cada virtud de tu existir como una 
provocación abocada a mi sentir, que, inexplicablemente, eso de ti inherente a la pasión me enamora
y me incita... a serle infiel.


miércoles, 5 de diciembre de 2012

La dama dormida

Caminé hacia el mar, sabiendo que iba a encontrarla. No sabía como sería, pero al verla, entender que era ella se daría solo.

Crucé con cautela sobre la arena, paso a paso abandoné cada huella como rastro. Y no me apresuraba, no había razón, ella estaría ahí.

Deambulé por horas, el Sol caía en el horizonte, se hacía uno mismo con el océano. Fue que al llegar al borde visible en la bahía, me encontré frente a un muro de rocas.

Al verlas, tome la decisión de no detenerme, que algo dentro de mí necesitaba indagar, saber, descubrir, su lado opuesto antes de la luz del astro perder.

Escalé, piedra a piedra. Quería encontrar mi destino, allí, en ese justo instante, en ese preciso momento, sin postergar, pues el tiempo caía, apresuraba mis ansias.

Llegué a la cima y al fin la vi… musité su nombre sin siquiera conocerlo. Era ella, solo ella. Entonces descendí presuroso la pendiente, sin precaución, dispuesto únicamente a estar a su lado.

La miré fijamente y con afecto a los ojos, pude intuir que me esperaba. Quería mirarme antes de la Luna ascender, y yo, estaba ahí, total y absolutamente para ella.

Tomé a mi dama varada, mi dama casi dormida, la tomé con mis manos, y sin importar cuanto desbordara de mi piel, la abracé.

Se sentía tranquila, logró mirarme en los últimos instantes de la puesta cromática. El Sol se ocultaba, se llevaba con él sus suspiros. Los hacía más lentos, más profundos, más hermosos.

La tomé una vez más entre mis brazos, sin importar que desbordara de mi piel. Me preparé para dejarla ir, me preparé para aceptar que la brisa no cesaba de rogar su ser…

Antes de partir, abrió sus grandes ojos cristalinos. Pude reflejarme en ellos, supe que parte de mi moría con ella. Suspiró una última vez, llenó sus pulmones de aire, y cerró los ojos al partir con el ocaso…

Así fue la primera vez que vi a mi dama dormir, nunca olvidé su belleza. Sin ser más que un cetáceo varado después de la tormenta, resultaba todo para mí. Inmensa, majestuosa, perfecta, y al mismo tiempo, inerte.

Así fue que nunca dejó de despertar en mis sueños, realmente se quedó conmigo, y me dejaba verla dormir una y otra vez, antes de que yo despertara. Así fue, así fue…

jueves, 15 de noviembre de 2012

Oda latente

Voy a empezar con una canción, 
con líricas armónicas 
quiero hacerte oír los latidos de mi corazón. 

Al continuar con poesía tatuar tu piel, 
que de mis manos el plasmar los versos 
y de los versos el acariciar de tus sentidos.

Cuando recites al espejo las letras vertidas de amor, 
sin duda pronto sabrás, 
que nada más a mi reflejo en tus pupilas seguro hallarás. 

Pues será ahí y sólo ahí será, 
donde el apreciar dará lugar 
a mis palabras en tu alma poder retumbar.

Y si al escuchar tu palpitar mi nombre murmurado logra entenderse, 
seguro es porque también mis labios de tu aroma, 
no quieren desprenderse…




jueves, 2 de agosto de 2012

Benevolencia no de humanos

Justo antes de caer sin retorno, sucedió algo que le devolvió esa ilusión que había dejado morir.



-No tengas miedo, que estoy contigo.- fue lo que él dijo a través de su reverencia.



-¿Cómo puedo confiar en ti?- ella respondió temerosamente mientras miraba hacia el cielo.



-Soló hazlo... - y después de sus palabras, únicamente el silencio se hizo presente.





lunes, 25 de junio de 2012

* Besos de azúcar (Erotismo - labios rojos)

Marcelle miró de frente a su novio. Su tierna mirada se fijó justo en los ojos de él, pues después de tantas lágrimas y risas compartidas, al fin estaban listos. Sus estómagos revoloteaban, la sangre invadía sus labios, ambos exhalaban irregularmente. Hoy caían dos años del momento del sí, y su relación sólo había mejorado con el paso del tiempo. Eran una pareja única.

Ella tomó la iniciativa con el primer beso, y él continuó con caricias en su rostro. En seguida la joven enamorada fue cubierta entre los brazos de su chico. Una mano corrió por debajo de su brazo izquierdo, para terminar rodeándole la espalda hasta tocar su cuello. La otra cubrió su espalda baja, y se limitó a postrarse en la parte izquierda de su cadera.

Tras tocarse los labios entre si, comenzaron a danzar las sutiles notas desprendidas del aire; quien inequívocamente tocaba su canción. Murmuros corrían por sus oídos, poesías se deslizaban entre su piel, todo al mismo par de hacer especial ese instante. Fue ahí, cuando aquellos afectuosos besos ya no eran suficientes, ahora querían realmente unir sus almas.

Los dos andaban sin saber lo que vendría, que nuevo para ambos sería pues deseaban dejar de ser niños, jugaban a juntos ser grandes. Entonces sin preámbulo, comenzaron lentamente a despojarse de sus miedos, tela tras tela descendían hasta sus pies ya descalzos. Y las caricias, sustituyeron el calor de sus ropas, ahora estaban mejor cobijados.

Se tomaron de las manos, caminaron hacia el cuarto, y sobre la cama se cayeron. Sonrientes permitían correr la noche sin prisa, esta, ya les pertenecía. Más allá de sólo perder el pudor, ellos se abrazaban principalmente, amaban sentir por primera vez el roce de su piel desnuda, pero lo que más disfrutaban, era el hecho de estar con quien amaban.

Sus ojos cerrados casi siempre se hallaban, no querían distraerse con ellos, pero cada vez que uno los abría, el otro no tardaba en hacerlo también para interceptar su mirada. Así tímidos, tiernos e ingenuos subieron la temperatura, sus besos dejaban de ser inocentes paulatinamente. Se hacían más fuertes, más intensos, tenían deseos por llegar más lejos del sabor azucarado de sus labios…


viernes, 16 de marzo de 2012

Envidia

Envidias al viento por acariciar mi piel,
envidias mis palabras por frotarme los labios, y
envidias a mi pecho por resguardarme el corazón.

Yo lo único que envidio,
es que en tu mente exista espacio para algo más,
porque en la mía solamente cabes tú…


Jaja me la volé con esta publicación...

sábado, 10 de diciembre de 2011

Mi musa de luz


Mi hermosa dama arcoíris

Coquetéame con tus negros caireles, y querré saber más de ti.
Descarga tus grises nubes sobre mí, y enséñame a caer.
Mírame con tus ojos verdes, y devuélveme la vida.
Compárteme tus blancos pensamientos, e ilumina mi camino.
Refúgiame en tu aura azul, y dame confianza.
Deja fluir el rojo de tu sangre, y sumérgeme en amor.
Llena mi noche de plateadas estrellas, y creeré de nuevo en los deseos.

Ohhhh mi musa de colores
Solo envuélveme entre tus sueños violeta, que deseo vivir eternamente nuestra fantasía.

martes, 20 de septiembre de 2011

La vida me sonrió por unos instantes

Conocí a una chica hermosa, culta, refinada y de buen carácter,
que cautivó mi ser desde el momento en que la vi.

Indudablemente tuve que descubrir que había debajo de ese rostro tan delicado y
lo que encontre en ella, me obligo a ceder ante sus encantos.

Descubrí que lo que se hallaba dentro, hacía parecer pálida su propia belleza terrenal.

Su nombre era Isabel...

miércoles, 24 de agosto de 2011

La carta del sentir oculto

Es verdad, estoy enamorado de ti. Desde la primera vez que te vi he intentado decírtelo, pero no encontré rosa alguna digna de ti, así que tuve que hacerte una de papel. Sin ti solo soy un cadáver que desea sentirse vivo a tu lado… créeme que esta maldita espina se ha estado incrustando más y más en mí, por eso hoy decidí decirte todo.

No exagero al decir que tu luz es la razón de mi existir, pues me he sumergido tan profundo en este amor que ya no puedo dejar de pensar en ti. Simplemente no hago otra cosa que idear como compartiremos juntos la vida. Contigo quiero disfrutar el vivir, algo como sentarnos frente al mar  y admirar una puesta de sol, tal vez mojarnos bajo la lluvia o solo recostarnos bajo un árbol juntos disfrutando de la compañía del otro.

Confieso que moría de ganas por que este día perfecto llegara, en el que supieras todo lo que siento por ti y te advierto que si lo decides empezaras a tener los mejores días de tu vida. Otra cosa más ¡Por favor sonríe justo ahora! que me fascina cuando lo haces, y bueno antes de despedirme solo me queda algo más que decirte: Voltea detrás de ti mi niña.


jueves, 30 de junio de 2011

Bellas palabras del corazón (Feat Rubí)

-Si realmente me amas, déjame ser libre y decidir estar contigo solamente.
-Yo te adoro más que a mi propia vida y lo sabes... ¿Qué tanto lo haces tú por mí? Que no me permites exponer tan inmenso amor. He de decir que no te quiero atado a mí, cuando tengo miedo de no merecerte.
-No permito que nuestro amor sea expuesto, por miedo a que se ensucie con aquellas impurezas terrenales. Lo nuestro está más allá, donde no puede ser tocado por nadie más que nosotros. Me he encargado de refugiar lo nuestro para que nada ni nadie pueda tocarlo.
-Ahora lo comprendo, y debo decir que es tan grande este sentimiento q no encuentro la manera de expresarlo, tanto así que quisiera hacer a todo el mundo sea participe de mi felicidad. Incluso de manera picara, causar envidia al universo por ser la dueña de tu corazón. Confieso que es grandioso sentirme parte de aquel hermoso rostro que posees… a pesar de que sé que no me pertenece.
-No se trata de un simple rostro terrenal, ya que solo soy un humilde celoso enamorado de ti. El compartir mi esencia con aquellos sucios solo mancharía mi alma la cual decidí entregarte, es por eso que me guardo con recelo para ti. De no ser así todo desaparecería lentamente, siendo consumido por aquellas almas vánales tratando de llenar el vacío interior que les aqueja, con aquello tan hermoso que he creado para expresarte mi amor.
-Entonces perdona, que me he dado cuenta hasta ahora de lo estúpida que soy. Sigo siendo una vil mundana que se deja enviciar por el ambiente de la gente común que nos rodea. ¿Acaso podrías disculpar a esta pobre terrenal? Me cuesta trabajo creer que no arruinare la magnificencia de este amor. Simplemente creo que los humanos, no estamos hechos para amar de manera angelical.
-¿Angelical? Lamento decir que esa palabra no describe realmente lo que siento por ti. Mi amor solo puede describirse así mismo de manera astral, donde todo se rige por leyes puras sin juicios sesgados. Aquellos ángeles traicionan, bien es relatado en los pasajes bíblicos escritos por un mismo Dios. Lo nuestro no tiene mancha alguna y así siempre he deseado que siga siendo solo para ti. Tú eres la única digna de mis pensamientos.
-Te declaro culpable de haberte convertido también en el dueño de mis pensamientos y no solo eso, indudablemente estas inmerso en mis sentimientos, en mis acciones, en mi forma de vivir y ahora en como veo el amor. ¿Entiendes lo que digo? No encuentro mejor forma de expresar lo que siento, y aun así creo que las palabras descritas quedan cortas expresando este sentir. Parece que solo estoy destinada a estar a tu lado, y que tú seas esa inspiración que necesito para seguir. Si es que no tendré una vida a tu lado, ya no desearía vivir.
-Yo también encuentro las palabras muy cortas al expresar esto que siento por ti, has llegado en mi a un punto más allá de lo que siempre imagine sentir por alguien. Mis acciones siempre han sido ofrecidas a ti mi musa ya que no puedo hacer nada, sin antes pensar en cuando me acercaría de nuevo con mi amada. El simple hecho de saber que eres real y que puedo encontrarte no solo dentro de mis pensamientos, me alimenta para seguir vivo ante un mundo hostil, que reclama que abandone la idea de estar contigo nuevamente. 
-Te comprendo totalmente y es que a veces esto parece un sueño... un sueño q brinda una enorme felicidad y una inmensa paz. No debes preocupar por nada, nuestro amor esta sellado y confirmado, desde aquella primera mirada llena de curiosidad  del uno por el otro, desde esos abrazos que expresaban más que un cariño sincero, desde aquel beso inocente que pareció ser eterno. Aun no creo poder haber encontrado sin más adjetivo, el más puro amor.

-Yo sueño con compartir de nuevo un momento como aquella vez que estuvimos juntos debajo de los árboles, teniendo como únicos testigos las nubes quienes decidieron ocultar nuestro secreto, demostrando así su simpatía con nuestro sentir mutuo. Juro que viviré solo para ti y que no existirá objeción en mí, que sea capaz de generar duda en mi amor. Volare entre las nubes más altas siempre detrás de ti. Volaremos tan alto que olvidaras lo que es el suelo.
Únicamente me atrevo a pedirte una única cosa… no me dejes caer.


jueves, 26 de mayo de 2011

Amor entre dos astros (Primera parte)

Estaba ahí el Sol tratando de encontrar la razón de su existir. Cansado de buscarla comenzó a cuestionarse sobre quien era de verdad, sus preguntas terminaron por llevar su atención hacia su fiel compañera, la Luna. Él sabía que ella no era más que el fiel reflejo de la luz de un astro, entonces una pregunta aquejo su cabeza “¿Acaso seria yo ese Sol?” No se hizo esperar, así que fue a buscarla con tal de escuchar respuesta a sus palabras.
Al escuchar la pregunta Luna se sonrojo diciendo, que en algún día, tal vez predestinado, ella dejaría de ser un simple reflejo para fusionarse con aquella fuente de su luz. Fue de esperarse que estas lindas palabras crearan de nuevo una razón de vivir en aquel joven Sol. Este extendió uno de sus resplandientes rayos de fuego y escribo entre las estrellas algo que salió desde el fondo de su corazón ardiente: “La fusión de dos astros comienza con un sueño reclamando ser real, fomentando en mí la esperanza de emanar juntos una sola luz.”
Pasaron los días y aquella ilusión crecía en ambos, cada vez se hacía más fuerte exigiendo silenciosamente ser vuelta realidad. Todo era felicidad dentro del joven Sol, incluso nunca había brillado con tanta intensidad, hasta que… Luna corrió a refugiarse lejos sin dar ninguna razón. El Sol quedo perplejo y lo primero que hizo fue tratar de alcanzarla, sin lograr conseguirlo. Una vez que la Luna se alejó lo suficiente para que la luz del Sol no la alcanzara, este se vio obligado a admirar el tenue reflejo de su amada a través del mar, esperanzado en que cobrara vida.
Ella solo repetía al frio vacío del espacio: “Vanos intentos de iluminar una Luna que jamás brillara.” Las palabras llegaron al Sol como gritos de ayuda y desesperado por rescatar a su amada comenzó a brillar con la mayor intensidad que podía, pero se dio cuenta que era imposible iluminar la vida de aquella dueña de sus pensamientos. Ella se había escondido debajo de un obscuro velo, pensando en  que no debería brillar.
La Luna siguió vaciando su alma entre llantos, haciendo caer polvo de estrellas a aquellos que admiraban su tristeza. Ella a pesar de haber perdido todo su brillo, seguía refugiándose detrás de un escudo de agua y rocas, opacando así la inspiración de aquellos poetas al ver a su Luna obscura. Entonces un poeta en el suelo, a los pies de la Luna, se atreve a dirigirle unas palabras pidiéndole así que recuerde aquella razón por la cual ha emanado luz desde siempre. Al escuchar tan bellas frases ella sonríe y decide desechar aquel motivo de su tristeza, dejando que este se pierda en el vacío junto con el secreto sus llantos. Abandona el  escudarse dentro de la obscuridad, y se dirige hacia su Sol. Mientras se aventuraba hacia él, comenzó a sentir el éxtasis, volvió a sentir esa emoción de vivir, recupero esas fuerzas de seguir adelante pues la Luna había recibido de nuevo la luz de su sol.
Inmediatamente el Sol fija su atención hacia la obscuridad y recupera la alegría al ver su Luna, nunca había perdido las esperanzas sabiendo que necesitaba ser fuerte por los dos. Entonces el tiempo se detiene y algo sucede entre ellos. Él decide arriesgarse y se acerca lentamente a su Luna, aun teniendo miedo de perderla. No le importaba nada más que el hecho de estar con su amada, él siempre estaría tan dispuesto por su Luna que no le importaría incluso perder su propia luz. Ambos entienden que el día predestinado los ha alcanzado, y únicamente aceptan con alegría el regalo que se les ha otorgado. Ella permite dejarse envolver entre los brazos de su amado, y este continua lentamente cubriéndola con su brillo, provocando así lágrimas de alegría entre aquellos espectadores del hermoso eclipse.
La libertad suprema, un sueño utópico, una meta imposible, un deseo lunático. Es todo lo que la Luna iluminada es para mí, el Señor Sol.


Mirar la segunda parte de la Odisea Astral. Da click aquí: Sol obscuro


¿Quieres conocer la respuesta de la Luna a este escrito?
Entra: Sol querido

martes, 22 de marzo de 2011

El chico que soñaba con alcanzar la Luna (Escrito 1)


En mi vida he andado divagando por el mundo, con el afán de ir recolectando historias. Platique con mucha gente y también viví muchas experiencias nuevas, pero de aquellas historias ajenas a mí, solo ha habido una lo suficientemente relevante como para ser contada. Es una historia diferente a todas las que he oído y la diferencia, radica en que me refleje a través de los ojos del joven que me la conto. Esta es la historia del chico que soñaba con alcanzar la luna.

Todo comenzó cuando el joven Chrystofer leyó un poema que cambio su vida. El poema fue escrito en honor a una tal Luna, él no tenía idea de que o quien era esa tal Luna. Comenzó a indagar y continúo leyendo los textos referentes a ella, fue tanto el interés por saber más de esta, que su dócil mente creo una obsesión en él. Al principio solo eran un par de palabras escritas hacia ella y algunas pequeñas notas musicales, pero después se convirtieron en pensamientos más complejos. Pasaba horas ideando el primer encuentro con su amada, imaginando una y otra vez el sabor de sus mejillas. A pesar del amor tan puro que sentía por su figura, él tenía miedo de mirarla directamente, no quería enfrentar el hecho de que tal vez ella amara a alguien más. Busco otra forma de admirarla sin tener que verla en persona así que encontró una foto, la cual miraba todos los días antes de salir a vivir su vida. Tuvo que pasar mucho tiempo antes de que él decidiera perder la vida, para dedicarse a encontrar la forma de poder estar con su amada. Poco a poco fue siendo consumido por su obsesión, y lentamente se dejó llevar por las ideas que sugerían un encuentro con su musa.

Un día se dio cuenta de que podía ver su rostro reflejado en las olas, no me sorprendí cuando me lo conto, ya que también declaro verla en todas las cosas dentro de la oscuridad de la noche. Al ver el rostro en el mar intento alcanzarla a través de él y comenzó a nadar todos los días con la intención de prepararse físicamente, para que alguna vez pudiera encontrarse con ella al final del horizonte. Miraba todas las noches el mar embravecido, le gustaba saber que del otro lado del mar se encontraba su amor, así se mantuvo durante mucho tiempo esperando pacientemente hasta que llego el día predestinado, y en ese día, él decidió robar su atención. En el día predestinado comenzó a llover, entonces vio nubladas sus esperanzas por un momento, pero aun así nada de esto derrumbo sus sueños. El simple hecho de poder encontrase con su amor del otro lado del mar, fue suficiente para que él comenzara a remar aun en contra de la corriente. Los problemas lo golpearon en la cara constantemente, él sabía que todos lo verían como a un bobo por seguir un sueño tan irreal pero seguía sin importarle todo esto, puesto que él de verdad quería ver convertido su sueño en realidad. Siguió remando hasta caer ante el cansancio y a la mañana siguiente despertó con los fuertes rayos del sol, como si este se burlara también de su pobre intento. Se dio cuenta de que no lograría nada con intentos como este, así que regreso a la costa totalmente desilusionado y por si fuera poco, con una fuerte insolación encima. Dijo él que después de remar un rato bajo el sol indomable, quedo inconsciente y lo último que recordaba de ese suceso, fue cuando unos pescadores le estaban dando primeros auxilios dentro de una cabaña. Por cierto, recalco que la cabaña era muy bonita.

Esto no opaco sus esperanzas de encontrarse con su amada, por el contrario fue un gran incentivo para que Chrys se aferrara más y más a la idea de amarla. Entonces probó una y otra vez, diferentes planes aunque todos fracasaban al final. Una vez robo un globo aerostático de color naranja fluorescente, con café y azul turquesa… sé que el color no presenta relevancia alguna en la historia, pero de verdad tenía que mencionar el color ya que era un globo con colores horribles y por si fuera poco la canasta era rosa. Bueno el punto es que robo el globo, y se dispuso a navegar por los fuertes aires que dominan la superficie del mar. Claro que era de esperarse una gran catástrofe por parte de nuestro joven amante. Él no tenía ni la más mínima idea de cómo andar en globo, solo sabía que se le tenía que llenar de aire caliente para subir y esperar a que este se enfriara para bajar. Después de unas dos horas de vuelo, su viaje acabo siendo consumido por las llamas. He preguntado a varios dueños de globos aerostáticos, y ninguno tiene idea de cómo se pudo haber prendido fuego solamente la canasta, claro aunque era de esperarse que después de que la canasta se quemó, todo el globo ardió en llamas. Chrys relato que él se había quedado dormido mientras viajaba hacia su amada, entonces se despertó gracias a que no podía respirar muy bien, y cuál fue su sorpresa que al abrir los ojos la canasta estaba siendo consumida por el fuego. Chrystofer desesperado salto del globo hacia el mar. Para su fortuna como se había quedado dormido, olvido llenar de nuevo con aire caliente al globo, así que este se encontraba a baja altura. La caída le dolió bastante al tocar el agua, pero no le dolió más que ver otro de sus intentos frustrados y bueno su castigo adicional, fue tener que nadar de nuevo hacia la costa. Aunque me dijo que no le importó en ese entonces, como antes había intentado cruzar el mar en una barca, se había forjado un cuerpo bastante musculoso así que le tomo una hora continua, nadar hasta la costa. De hecho desde antes de tocar suelo, los pescadores quienes ya lo habían conocido desde su suceso anterior, fueron en su rescate.

Siguió con múltiples intentos sin obtener resultados positivos, incluso trato de conseguir su objetivo de la forma menos probable. Escribió una carta a través de la computadora, donde enumeraba de una forma lógica y coherente, una serie de razones por las cuales la tal Luna debería visitarlo. Cuando comento a externos su plan, estos comenzaron a reírse y a decir que era la idea más estúpida que había tenido. Y como ya sabrán… no le importó. Él no quiso entrar en detalles con su carta, solo me dijo que la envió a través de un mail y que sus plegarias escritas, nunca tuvieron respuesta alguna. Aunque yo no tenía idea hacia donde dirigió la carta, la verdad es que tuve miedo de preguntar y lo primero que se me vino a la mente, fue que él era demasiado obsesivo. Su obsesión fue lo que me hiso reflejarme en sus ojos.

Después de que este último plan de la carta fallo, tuvo que idear uno nuevo. Esta vez el plan no podía fallar. Planeaba robar un avión, ya que con él podría cruzar el mar y al fin encontrarse con su amada Luna en el horizonte, justo donde los ojos humanos ya no pueden alcanzar a ver. Analizo miles de veces este plan y se dio cuenta de que no podía fallar, entonces descargo un emulador de vuelo desde internet, y se puso a practicar todos los días. Él mismo sabía que su plan era un tanto estúpido, pero después de haberlo intentado todo ya no tenía más ideas. Vigilo las operaciones de una aerolínea pequeña durante una semana, realizo cálculos, tomo tiempos, investigo a todo el personal, etc. Hizo todo lo que podía hacer, con tal de que él pudiera robar el avión y así llegar directo a su destino. Descubrió que la aerolínea estaba casi en banca rota, y por lo tanto diario guardaban un avión diferente en el hangar (para ahorrar costos de operación). Así fue como supo que podía robar el avión sin que nadie lo viera. Solo le faltaba resolver un problema… como abrir la puerta principal del hangar y así poder lograr su cometido. Entonces se preocupó por entablar una amistad con uno de los mecánicos de la aerolínea y una vez que se hicieron amigos, Chrystofer le confeso su plan pidiéndole de favor (a cambio de una importante suma monetaria) que le abriera la puerta del hangar el día de su escape. Este señor accedió y declararon un día, en el cual habría aún menos actividad de lo cotidiano. Llego el día predestinado y se llevó a cabo el plan que tenía Chrystofer, sus cálculos estuvieron bastante bien, sus tiempos fueron exactos, incluso el análisis al personal fue infalible, ya que él sabía quién era cada uno de ellos y donde estarían exactamente a la hora del suceso. Todo fue prefecto, y al llegar al hangar el mecánico ya lo esperaba. El señor al ver la señal del joven amante, este procedió a abrir la puerta principal. Chrys subió rápidamente al avión y se dispuso huir, a refugiarse con la dueña de sus pensamientos, cuando de pronto se llevó una sorpresa… el avión no tenía gasolina. Se dio cuenta de que todo había sido una trampa. El señor había avisado a la policía desde antes, solo para poder cobrar una jugosa recompensa al evitar el robo. Chrys comenzó a ver a los policías acercándose y lo único que pudo pensar en ese entonces fue: “¡Cielos! Tardare aún más en encontrarme con mi amada”.

Cayó en juicio y por supuesto que perdió el caso y a pesar de haber estado preso durante algún tiempo, no le importó ya que sabía que todo esto era en nombre de su amor. Al cumplir su condena, lo primero que hiso fue buscar nuevamente a la Luna. Es importante mencionar que esta nunca lo abandono dentro de la cárcel, él siempre veía su reflejo a través de su ventanita. Podía ver el reflejo de su cara en cada cosa que miraba, siempre y cuando fuese de noche, ya que él sabía que para su Luna la noche era lo más importante. Esta vez escribió una nueva carta, en esta le conto todo lo que él había vivido tratando de estar con ella. Escribió absolutamente cada detalle y lo mando por mail, esperanzado en que por fin recibiera respuesta a sus plegarias.

Por muy extraño que parezca… esta vez sí recibió una respuesta a su carta.

Yo podría decir que sigo admirando la firmeza que note en sus ojos, al decir que todavía no ha abandonado este sueño, de hecho esta historia la escuche hace unos algunos días en el aeropuerto. Él mismo me la conto mientras esperaba a que su vuelo a España se anunciara. En la respuesta que Luna dio a su carta, le pidió que por fin se encontraran. Luna era una chica que amaba el arte, hasta tenía un blog donde escribía poemas dedicados a su pseudónimo, es por eso que él sabía que en el horizonte, justo donde terminaba el mar, iba a encontrar a su amada. Chrystofer solo quería cruzar el mar Atlántico, y con esto llegar a España.

Desde el principio supe que él hablaba de una chica que valía la pena, de no haber sido así nunca se hubiese tomado la molestia de querer alcanzarla. Su historia tan alocada me fascino. Es la única historia que he escuchado, capaz de expresar un sentimiento tan puro como lo es el amor. Debo decir que por eso también me refleje en sus ojos, yo sé lo que es estar perdidamente enamorado de una mujer. No te importa cómo, ni porque, solo sabes que deseas estar con ella a pesar de que los problemas te golpeen en la cara, incluso aguantando burlas, humillaciones y rechazos por parte de tu misma amada. A veces pienso que el mundo sería un mejor lugar, si hubiese más personas como él, capaces de no ser egoístas amando a alguien más que no sean ellos mismos, y con la fuerza suficiente para lograr sus sueños. No tengo idea de que haya sido de su encuentro con Luna. Pero estoy seguro de que esa persona, es capaz de ser feliz a pesar de cualquier problema.

Si no sueñas, nunca sabrás lo que hay más allá de tus sueños.

Hola lector, te escribo una petición.
Me parece justo el intercambio de palabras, si te ha llamado la atención este escrito te incito a escribir algo de vuelta. Regálame tus pensares después de leer esta mi primer historia corta.
Gracias por leerme.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...