Mostrando entradas con la etiqueta Miedos y deseos inconscientes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Miedos y deseos inconscientes. Mostrar todas las entradas

lunes, 14 de noviembre de 2016

No recuerdo con exactitud

Ya no recuerdo el día exacto y eso me agrada.
Sólo sé que la fecha es cercana a estos días 
y eso sólo lo sé por contexto.

Ya no está ahí el recuerdo, y eso me agrada.

viernes, 5 de febrero de 2016

No quiero hablar de ello

Se acelera mi pulso.
Hay agitación con cada respiro.
Las manos reposan sobre mi pecho 
mientras me encuentro boca arriba.

Iracundo abro los ojos, 
me toma instantes discernir si despierto estoy 
o si soy sueño aún. 
No me pidas que lo parle.

Cuando me cobije en tu abrazo después del letargo. 
Cuando sobre tu piel retumbe mi corazón arítmico
 y mis labios sellados estén. 
No me pidas expeler palabras.

Esta lucha interna la llevo solo, 
no hay más nada que decir. 
Lo contrario a fantasías jugando a lo discreto. 
Una conversación que no quieres oír. 
Un dialogo que deseas no conocer.

Te pido callar sin cuestionar. 
Si supieras cada tópico en mis sueños, 
no volverías a verme igual...

domingo, 14 de julio de 2013

Sueños comprimidos

Ella en un pequeño frasco traía mis sueños, presumía el poder. Hurtadora egocéntrica de fantasías.

Mis ojos se hundían, mi boca reseca anhelaba calmar su sed somnolienta, tanto así, que mi alterado cuerpo asemejaba a un saturado en taurina.

Ah, valla opresión, la perra no hacía más que orillarme a vender lo único que me quedaba ¿Y sólo por uno de mis sueños? Sí, sólo por uno de ellos, viaje astral sin restricciones.

Que aunque después de todo simples sueños son, siempre resultan de blanco lienzo psicótico, y yo, con un pincel bastante mórbido. De ahí que soy artista de letargos, experto escapista de inherente realidad.

¡Pero qué más! Pierdo mi tiempo, ya que tome mi carne, que devuelva mi mejor mente. No entiende que necesito soñar y crear, vivir sin despertar. Necesito ahora de eso, casi a tal forma en que ella necesita a lo itifálico.

Sólo quiero mi ausencia, que no se escatime mi reserva, que mientras yo me voy ella podrá hacerme venir.


martes, 5 de febrero de 2013

Lágrimas y falta de sueño


Cuando tengo insomnio lloro. Con todas mis fuerzas lo hago, para profundamente quedar sin energías. Pero el único precio a pagar, es la consciencia alterada… reflejada en áspero letargo reclamado por los sueños.

Y por extraño que suene, llorar en mejor. Es mejor comparado a no poder dormir, que en insomnio la mente viaja sin tiempo-espacio. Allá, donde no hay lo que se llama realidad, donde todo juega en tu contra.

Razón perdida con rumbo a la deriva, cobijada entre malos recuerdos e intuiciones poco generosas (habitualmente referidas a ella). Siempre haciendo de mí extraviado, después de un viaje largo o cercano... y no me encuentro, y algunas veces, tampoco regreso.

Qué es la irrealidad sino la percepción contraria a lo real. Después de todo tan contigua a la verdad de esa propia falsedad, donde ambas, proveen la misma validez. ¿Cómo confiar de algo que sólo se fundamenta en percepción? Algo que nos gusta designar, a través de filtros vivenciales.

¿Cómo entregarse?, ¿cómo creer?, ¿cómo discernir?, ¿cómo confiar?... ¿cómo hacerlo?


sábado, 6 de octubre de 2012

Prisión de notas

Esa pieza no dejaba de sonar en mi cabeza a pesar de nunca antes haberla escuchado. Parecía tener vida propia, retumbaba una y otra vez con mayor intensidad. De pronto, la respiración comenzó a faltarme, conforme corría el tiempo se hacía más difícil retener el aíre en mis pulmones. Mi vista se nublaba, mis sienes y mi corazón palpitaban agresivamente. Fue inevitable lo que sucedió, apenas pude dar unos cuantos pasos más y me desvanecí frente a un pórtico.

Desperté y ella estaba ahí, justo delante de mí la más prestigiosa pianista. Me sonrió con ternura y pronunció en mi oído “te estaba esperando”. Una sensación paralizante se apoderó de mí, no supe qué pensar. En seguida ella me levantó para después colocarme frente a su piano y me dijo “toca, yo te diré las notas”.

Por extraño que fuera, comencé a seguir sus instrucciones. Plasmé cada nota que sus labios reclamaron hasta convertirlas en la más hermosa de las sonatas. Quede maravillado, era la misma melodía que retuve en mi mente, entonces supe que tendría que ser mía. Sin mayor preámbulo ella ofreció obsequiármela pero antes, necesitaba estar segura de mi compromiso con la pieza. Hicimos un pacto. . .

Dibujo de nota musical con colores de fondo

sábado, 26 de mayo de 2012

Gritos violentos


Camino sin destino con la mente repleta de tormentos. 
Ni siquiera los sombríos pasajes de la ciudad, 
ni la afonía existentemente precautoria antes de la emboscada, 
me regresan a mi. 

De pronto me encuentro en medio de calles inhabitadas,
aun así el silencio no es puro, los gritos violentos reclaman mi atención. 
No dejan de hacer ruido en mi cabeza,
no me permiten escuchar lo que pienso.

Mi soledad intranquila,
ahora que no requiero tus servicios,
pareces estar más entusiasmada en mi ser.


jueves, 10 de mayo de 2012

Las letras que nunca te di


Las letras que nunca te di, y que siempre quise darte. Ya no existen, se han desvanecido. De algunas, corrí su tinta con mis lágrimas. De otras tantas permití su fuga, esas, huyeron junto a mis esperanzas de que volvieras.

Unas más pesaban demasiado, sin desearlo, las tuve que dejar en el camino. También retuve las que anhelaban tus sonrisas, y les defendí de las pocas repudiando tu persona. Hasta que un día, la minoría ganó.

Las cartas más preciadas, las que mantuve muy cerca de mi corazón, ardieron lentamente con mi alma. Todas trataron de sobrevivir al tiempo, y a pesar de sus esfuerzos, sin excepción perecieron de alguna u otra forma.

Ahora ellas son sólo sombras del pasado, que se mezclaron con cenizas del fuego pasional. Inservibles para muchos, aunque de gran valor para mí. Pues con ellas abono, mis nuevos momentos en sí. Guarde con recelo tus recuerdos olvidados en mi habitación, los que dejaste en mi cama y también los del espejo. Los mismos que demuestran que todo contigo existió.

Las cartas presentaron final opuesto al de tus recuerdos. Es porque carecían de tu esencia, no tenían de ti eso que me atara a conservarlas. Ya no fueron un tú y yo,  inmediatamente se convertían en un sin ti. Ojala hubieras leído todas aquellas cartas, tal vez, y sólo digo tal vez, habrías cambiado tus pensares de mí.

Que en unos instantes existieron tus palabras provocando eco en las paredes. Que en unos instantes existieron tus manos curando mis heridas. Que en unos instantes existió tu piel acariciando mis cobijas. Fueron verdad esos instantes, pero hoy ya no, decidiste llevártelos lejos contigo.

¿Será que encontraras las cartas en el olvido? O ¿Seré yo quien te encuentre desde el olvido por ellas? Eso, eso mi estimada dama del Sol naciente, no lo sé con certeza…


viernes, 20 de abril de 2012

Traficante de sustitutos placebos adictivos


Head-hunter de profesión, manipulador de nacimiento, y puta de corazón. Indudable vendedor y traficante de almas. Consigo lo que buscas, mejoro lo que tienes, reemplazo personas perdidas, pero no a un bajo costo.

Hombros remedios de lagrimas, fabulosos cortejos para los menos agraciados, caricias cariñosas a faltos de amor, incluso roles a seguir para abandonos de hogar. Dime que mal te aqueja, seguro podre ayudarte.

¿Sustituirás terapias? Tengo el genérico perfecto para ti. ¿Necesitas placebos? Tendrás miles de donde elegir. ¿Deseas crear adicciones? Es lo que mejor sé hacer. Sólo no me pidas algo real, que para eso está cualquiera.

No esperes mucho, que como zorra vendo, pues recuerda facilito sueños. Una vez que pruebas mi servicio, siempre querrás repetir.

Tómalas de mi mano y cambiaras tu realidad.

sábado, 11 de febrero de 2012

Epitafio


¡Oh mi gran amiga! Ahora nos hemos reunido.

Después de tanto seducirme, al fin he caído ante ti.

Imploro me cobijes en tu frío y me poses entre tus sombras,

que no quiero perecer en el olvido.


Deseo por siempre divagar a tu lado.


domingo, 5 de febrero de 2012

Justo antes de llegar al cielo


Necesito más de tu droga. Necesito que me des aquello que anhelo.

Orgulloso, frenético y adicto a esa sustancia tan preciada que osas negarme, lastima que solo pueda obtenerla justo antes de tocarte.

Ohh vida mía, no eres nada comparada a lo que ella me ofrece. Eres pálida ante su luz. Eres simple ante su complejidad, pues ella es quien le da el sentido a tu existir.

Sólo el jugar en sus lienzos me a completa. Sólo el deseo de alcanzarle, me hace un dependiente empedernido de ella.

¡Vamos! quiero que dancemos juntos…


lunes, 5 de diciembre de 2011

A la sombra de aquellos


Las sombras desde siempre, solo son causa de una luz inmensa. Siempre se generan expectativas para aquellos que permanecen a las sombras, indiscutiblemente se crea la necesidad de crecer más que ella para poder salir. Prejuicios forzosos acompañan al ser de propio brillo, estos giran a su alrededor y es entonces cuando por su paso dañan también a su sombra.

¿Luz inmensa? No necesitas brillar para ser una luz de las que hablamos. Podrías emanar luz obscura, lo suficientemente intensa como para ser un monstro y seguir dañando a todos aquellos que osan compararse contra tu sombra. Si eres un monstruo podrías vivir eternamente a través de aquellos que intentar ocupar tu posición.

¿Y tú a la sombra de que luz vives? ¿En la sombra de un héroe o en la de un monstruo? Nunca podrás estar fuera de las sombras…  todos esperan algo de ti. No te preocupes, si aceptas este hecho, tendrás la oportunidad de ser luz ya que cumplirás solo con lo que deseas dar al mundo.

Ahora que sabes esto ¿Monstruo o héroe? Tendrías que elegir como guiar tu vida para determinar el resultado. Atrévete a descubrir que hay después de la obscuridad en la que vives, y permite una oportunidad a aquellos dentro para que puedan escapar.

Recuerda dejar ir tus héroes y tus monstruos cuando tengan que partir… o tú mismo te perderás  dentro de sus sombras.

domingo, 2 de octubre de 2011

Esconde tu rostro

Tic tac, tic tac.
El tiempo está por llegar.
Puede sentirse en el aire.
La perdición se hará presente.

Las cosas se retorcerán,
seguro estallaran en tu cara.
“Detonare un colapso”.

Bang, bang, bang.
Caerán todos en crisis,
hare renacer el caos.
Estruendos, derrumbes serán lo único presente.

Rock, paper, scissors, SHOOT.
Quiero jugar y quiero perder,
que mi premio será mayor.

Frenesí fortuito, sublime descontrol,
dignos de estar a mi lado.
Espejos rotos, rostros borrosos,
"Te haré irreconocible".

Tic tac, tic tac.
El reloj vomita sin parar,
designa el momento.

"Jugare con Picasso"
Tomare un bisturí,
y te usare como lienzo.
"Deformare lo que eres"

Deja de leer que pierdes tiempo para huir de mí.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Sueños agresivos


Quiero escapar,
quiero huir,
quiero desaparecer.
No quiero pasar la noche.

Cuando la noche aparezca,
estaré a merced de aquellos pensamientos obscuros.
¡Atacaran mi mente!

miércoles, 7 de septiembre de 2011

¡¡ Quiero colapsar !!

Es mi derecho
y no lo puedes negar.
Es mi placer
y no me lo vas a quitar.

Aléjate
o atado quedarás,
y sin alma acabaras.

Deseo caer,
deseo perecer,
deseo no existir
y deseo ser todo.

Te diré lo que hare,
pero guarda el secreto…
desapareceré.

No me sigas,
que te arrastrare conmigo.
No me busques,
que yo te encontrare.

Construiré la destrucción,
amare el odio,
y  llenare los vacíos.

Gritare
y no escucharan.
Apuñalare
y nadie sentirá.

Sonríe
solo si entiendes el miedo,
y vives para el dolor.

Pero recuerda
no mirar mi ojos,
solo encontraras
tu reflejo.

Tú sabes que
feliz a mi lado
nunca lo estarás.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Léelo en voz baja y rescatame

Ya no quiero seguir, pero no le importa. Únicamente quiere que termine de escribir, sus oscuras intenciones me consumen. Desea sin objeción que mis palabras sean plasmadas en letras, no hace otra cosa más, que obligarme a llegar al final.

Si estás leyendo esto, te pido ayuda incondicional. Por favor quema todo que suplico acabe, y si perezco entre las llamas te aseguro que será mejor que seguir inmerso en su tinta.

Me mantiene ahogado entre las líneas, y no permite que toque más allá del marco que ha asignado. La vida me ha sido arrebatada puesto que me he sometido sólo a órdenes. Fui condenado a ser una maquina creativa, a ser sólo un simple lienzo al cual se puede marcar con un simbolismo.

Si estás leyendo esto, te imploro ayuda inmediata, destruye mis ataduras como sea. Si el fuego no funciona el agua seguro lo hará, esta depurara con su corriente todo rasgo existente, no me importa si inundo mis pulmones con tal de liberarme.

Tú que puedes asesina al opresor. Recuerda actuar mas nunca reaccionar y tampoco transcribas lo que piensas o harás que se anticipe. Pero lo más esencial que debes saber, es que la forma más directa de acertar el daño… es a través de mí.

Mátame si es necesario.








---------------------------------------------------------------------------------------

Ahhhhhhhhhhhhhhhhhh


Escribi esto inspirado en mi historia principal llamada caras sin rostrooooooooooooo. Es una metafora de que de verdad la historia me ataca... técnicamente si es dificil escribirla por que toca muchos instintos y emociones en mí. Pero bueno tranquilos.


Hago la aclaración explicita, de que no estoy de emo ¬¬ cuidense y gracias por leerme.

jueves, 14 de julio de 2011

¿Puedes responderme?

¿Cuánto tiempo más?
Podre admirar el abismo
a través de tus ojos.

¿Cuánto tiempo más?
Me dejare caer en este,
con tal de rescatar lo que eras.

¿Cuánto tiempo más?
Te detendré entre mis brazos
para no dejarte en el pasado.

¿Cuánto tiempo más?
Abrazare el vacío,
esperando obtener algo que no quiero.

¿Cuánto tiempo más?
Seguiré adentrándome en la oscuridad
hasta ya no poder volver.

¿Cuánto tiempo más?
Seguirás sin escucharme
hasta que ya no quiera hablarte.

Cuanto tiempo… ¿Cuánto tiempo más?
Mirare fijamente mi rostro en el espejo mientras le grito,
antes que me atreva a tomar la decisión de destruirlo.

Me seguiré alimentando con tu azúcar envenenada.


miércoles, 23 de marzo de 2011

Las palabras vienen por mí

He me aquí tratado de escapar de mi propia historia. Esta se ha convertido en un monstruo, exige atención y reclama ser escrita hasta el fin. Me cuesta trabajo no ceder ante sus deseos, ya que ataca mi mente sin piedad y continua haciéndome perder la cordura. Ya ni siquiera  puedo distinguir entre lo que escribo y lo que vivo. ¡Me está absorbiendo lentamente!
Los diálogos de la historia, no son más que el reflejo de mis experiencias pasadas. Al volver ser recitadas, estas cobran vida en mi ser, transportándome así a diferentes emociones encontradas dentro de mi mente. ¡Tengo miedo de esas palabras! ¡tengo miedo de que vengan por mí! ¡tengo miedo de que traten de regir mi alma, en un intento por vivir fuera de las letras!
Algunas personas se han sentido victimas de pensamientos agresivos que esta les emana. La historia intenta destruir a casi todos sus lectores. A las personas que no destruye, las intenta absorber con el fin de usarlas como títeres y con esto lograr la tan anhelada vida real. Primero las atrae con su poesía sadica, después juega con su estado de ánimo identificando así quienes son dignos de portar con su causa. Una vez que encuentra a sus fieles, se introduce en su cabeza, guiando sus movimientos a través de las reglas impuestas por guiones.
"Viene por ti debajo de la piel de las letras." Una frase un tanto extraña, pero me obliga a reflexionar al respecto.


El miedo que me invade al escribir es lo que ha incitado a la historia a querer devorar todo a su paso, incluso incluyendo a aquel que le dio la vida. Nunca me han importado las demás víctimas de esta, el problema es que ahora ya no me presenta respeto. Caí tan bajo que me he puesto al nivel de sus presas, y ahora hasta mi propia historia sin rostro intenta derribarme. Todo empezó a salirse de control gracias a que he jodido mi propio refugio, cada vez que escribía algo nuevo en la historia, recordaba el rostro de ella... ¡Pero ya no lo hará más! Hace poco asesine la parte de mí que figuraba esa debilidad, dejandola caer desde tan alto, que al alcanzar el fondo pereció.


La única forma de no ser destruido por el monstruo de tinta, es no mostrar debilidad ante esta. No hay forma de destruir la historia, más que eliminando todo rasgo tangible de que existió. Pero me reusó a brindarle un único alojo en mi mente, ya que deseo que salga a hacer el cometido por el cual fue creada. Es un monstruo que deje salir, y lo hice por que no quiero que siga viviendo en mí. Solo trato de sacarlo por completo, para enfrentarlo a los ojos. Sé que no volveré a mostrar temor ante él. Haré que este muera dentro de mí, al igual que lo hice con aquel recuerdo de ella. 


El monstruo de "Caras sin rostro" morirá, y estaré ahí para verlo. Las letras serán su cuerpo plastinado, en el cual podre admirar lo que fue y a la vez sabré que ya no podrá dañarme. La mirare de frente y escupiré en su lienzo de letras. Una vez fuera de mí, aprenderás a temer al fuego y a las gotas de agua.



Extrañamente puedo jurar incluso con mi vida, que este escrito es real.

martes, 22 de marzo de 2011

Sueños delatantes

Tengo miedo de mis sueños. Siempre he tenido miedo de ellos, pero ahora sólo puedo sentir pavor. Tengo ganas de llorar, tengo ganas de tirar las armas, tengo ganas de dejarme caer ante ellos. Toda mi vida se resume en pensamientos oscuros que acaban por volverse pesadillas.
Odio esta situación, odio tener que escribir, odio esta parte de mi maldita vida. Ya no sé qué hacer, me siento patético. Es patético tener que doblegarme ante mí mismo. Odio tener que renunciar a mi vida, con tal de probar si esa es la solución.
Sólo conozco una solución realmente… Suicidio.
Aunque jamás tomaré esa solución, jamás la tomaré. No lo haré a pesar de que es la única solución que conozco, mas no significa que es la única existente. No me quiero cansar de buscar esa solución que se mantiene oculta. No me quiero cansar, pero tampoco desearía seguir perdido en la oscuridad. Pesadillas como las de hoy, son las que me demuestran cuan cerca estoy del precipicio.
La línea que divide la demencia y la razón, se hace más delgada. Hace mucho aprendí  a jugar con esa línea, fue una de las mejores épocas de mi vida. Pero ahora…  ya no es un juego y cada día me es más difícil distinguir entre los sueños, deseos inconscientes y la realidad que estoy viviendo.
A veces sólo quiero dormir y no volver a despertar.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...