viernes, 31 de agosto de 2012

* Impúdico y privado (Erotismo - labios rojos)

Al entrar a la habitación, lo primero que encuentro son tus prendas regadas en el suelo... sin previo aviso, directo y certero, cual pregunta indecorosa.

¿Te vas a quedar ahí de pie? Con tu mirada me cuestionas, reafirmas intenciones en tus actos. Sin titubear y aunque un poco abrumado por tu falta al tacto, asumo mi rol, te doy lo que me pides.

Camino hacía ti con decisión, hasta que al alzar tu mano, detienes mi paso. Inmediatamente te dejas entender, sin titubeos, exiges equidad, exiges a mi ropa ver caer.

Yo sonrío, te miro fijamente, te hago suspirar. Tú ansiosa y embriagada de fervor, comienzas a blandir tus muñecas, hasta dejarme sin opción. Es ahí, cuando me desprendo de mis telas, lentamente, y lo hago frente a ti...


2 comentarios:

  1. wow
    simplemente impactante y maravilloso, directo pero sutil y sublime
    eso si es tener talento
    PD: ojala te pases por mi blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey gracias por tus palabras, recuerda que alimentan mis ansias por escribir ;)

      (Te recomiendo des una vuelta por el tema de favoritos)

      Y por último, aunque está de más la cordial a visitar tu blog ya que lo habría hecho sin dudar, la agradezco mucho. En estos días me doy una vuelta por ahí, un abrazo de mi parte.

      Mis mejores augurios para ti.

      Eliminar

Usa tus palabras. Derriba mi orgullo o acrecienta mi ego, no importa, ambos resultados alimentarán mis ansias por escribir.

No me hables de aquello que ya sé o de eso que crees deseo oír. Hazme saber qué sentiste al leer cada párrafo, dime la forma en que mis letras lograron tocarte.

Y si acaso te domina la duda por saber qué es lo que pienso, no preocupes, siempre voy a responder tras leerte.

Capta mi atención... ¿puedes?.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...