martes, 22 de marzo de 2011

El chico que soñaba con alcanzar la Luna (Escrito 1)


En mi vida he andado divagando por el mundo, con el afán de ir recolectando historias. Platique con mucha gente y también viví muchas experiencias nuevas, pero de aquellas historias ajenas a mí, solo ha habido una lo suficientemente relevante como para ser contada. Es una historia diferente a todas las que he oído y la diferencia, radica en que me refleje a través de los ojos del joven que me la conto. Esta es la historia del chico que soñaba con alcanzar la luna.

Todo comenzó cuando el joven Chrystofer leyó un poema que cambio su vida. El poema fue escrito en honor a una tal Luna, él no tenía idea de que o quien era esa tal Luna. Comenzó a indagar y continúo leyendo los textos referentes a ella, fue tanto el interés por saber más de esta, que su dócil mente creo una obsesión en él. Al principio solo eran un par de palabras escritas hacia ella y algunas pequeñas notas musicales, pero después se convirtieron en pensamientos más complejos. Pasaba horas ideando el primer encuentro con su amada, imaginando una y otra vez el sabor de sus mejillas. A pesar del amor tan puro que sentía por su figura, él tenía miedo de mirarla directamente, no quería enfrentar el hecho de que tal vez ella amara a alguien más. Busco otra forma de admirarla sin tener que verla en persona así que encontró una foto, la cual miraba todos los días antes de salir a vivir su vida. Tuvo que pasar mucho tiempo antes de que él decidiera perder la vida, para dedicarse a encontrar la forma de poder estar con su amada. Poco a poco fue siendo consumido por su obsesión, y lentamente se dejó llevar por las ideas que sugerían un encuentro con su musa.

Un día se dio cuenta de que podía ver su rostro reflejado en las olas, no me sorprendí cuando me lo conto, ya que también declaro verla en todas las cosas dentro de la oscuridad de la noche. Al ver el rostro en el mar intento alcanzarla a través de él y comenzó a nadar todos los días con la intención de prepararse físicamente, para que alguna vez pudiera encontrarse con ella al final del horizonte. Miraba todas las noches el mar embravecido, le gustaba saber que del otro lado del mar se encontraba su amor, así se mantuvo durante mucho tiempo esperando pacientemente hasta que llego el día predestinado, y en ese día, él decidió robar su atención. En el día predestinado comenzó a llover, entonces vio nubladas sus esperanzas por un momento, pero aun así nada de esto derrumbo sus sueños. El simple hecho de poder encontrase con su amor del otro lado del mar, fue suficiente para que él comenzara a remar aun en contra de la corriente. Los problemas lo golpearon en la cara constantemente, él sabía que todos lo verían como a un bobo por seguir un sueño tan irreal pero seguía sin importarle todo esto, puesto que él de verdad quería ver convertido su sueño en realidad. Siguió remando hasta caer ante el cansancio y a la mañana siguiente despertó con los fuertes rayos del sol, como si este se burlara también de su pobre intento. Se dio cuenta de que no lograría nada con intentos como este, así que regreso a la costa totalmente desilusionado y por si fuera poco, con una fuerte insolación encima. Dijo él que después de remar un rato bajo el sol indomable, quedo inconsciente y lo último que recordaba de ese suceso, fue cuando unos pescadores le estaban dando primeros auxilios dentro de una cabaña. Por cierto, recalco que la cabaña era muy bonita.

Esto no opaco sus esperanzas de encontrarse con su amada, por el contrario fue un gran incentivo para que Chrys se aferrara más y más a la idea de amarla. Entonces probó una y otra vez, diferentes planes aunque todos fracasaban al final. Una vez robo un globo aerostático de color naranja fluorescente, con café y azul turquesa… sé que el color no presenta relevancia alguna en la historia, pero de verdad tenía que mencionar el color ya que era un globo con colores horribles y por si fuera poco la canasta era rosa. Bueno el punto es que robo el globo, y se dispuso a navegar por los fuertes aires que dominan la superficie del mar. Claro que era de esperarse una gran catástrofe por parte de nuestro joven amante. Él no tenía ni la más mínima idea de cómo andar en globo, solo sabía que se le tenía que llenar de aire caliente para subir y esperar a que este se enfriara para bajar. Después de unas dos horas de vuelo, su viaje acabo siendo consumido por las llamas. He preguntado a varios dueños de globos aerostáticos, y ninguno tiene idea de cómo se pudo haber prendido fuego solamente la canasta, claro aunque era de esperarse que después de que la canasta se quemó, todo el globo ardió en llamas. Chrys relato que él se había quedado dormido mientras viajaba hacia su amada, entonces se despertó gracias a que no podía respirar muy bien, y cuál fue su sorpresa que al abrir los ojos la canasta estaba siendo consumida por el fuego. Chrystofer desesperado salto del globo hacia el mar. Para su fortuna como se había quedado dormido, olvido llenar de nuevo con aire caliente al globo, así que este se encontraba a baja altura. La caída le dolió bastante al tocar el agua, pero no le dolió más que ver otro de sus intentos frustrados y bueno su castigo adicional, fue tener que nadar de nuevo hacia la costa. Aunque me dijo que no le importó en ese entonces, como antes había intentado cruzar el mar en una barca, se había forjado un cuerpo bastante musculoso así que le tomo una hora continua, nadar hasta la costa. De hecho desde antes de tocar suelo, los pescadores quienes ya lo habían conocido desde su suceso anterior, fueron en su rescate.

Siguió con múltiples intentos sin obtener resultados positivos, incluso trato de conseguir su objetivo de la forma menos probable. Escribió una carta a través de la computadora, donde enumeraba de una forma lógica y coherente, una serie de razones por las cuales la tal Luna debería visitarlo. Cuando comento a externos su plan, estos comenzaron a reírse y a decir que era la idea más estúpida que había tenido. Y como ya sabrán… no le importó. Él no quiso entrar en detalles con su carta, solo me dijo que la envió a través de un mail y que sus plegarias escritas, nunca tuvieron respuesta alguna. Aunque yo no tenía idea hacia donde dirigió la carta, la verdad es que tuve miedo de preguntar y lo primero que se me vino a la mente, fue que él era demasiado obsesivo. Su obsesión fue lo que me hiso reflejarme en sus ojos.

Después de que este último plan de la carta fallo, tuvo que idear uno nuevo. Esta vez el plan no podía fallar. Planeaba robar un avión, ya que con él podría cruzar el mar y al fin encontrarse con su amada Luna en el horizonte, justo donde los ojos humanos ya no pueden alcanzar a ver. Analizo miles de veces este plan y se dio cuenta de que no podía fallar, entonces descargo un emulador de vuelo desde internet, y se puso a practicar todos los días. Él mismo sabía que su plan era un tanto estúpido, pero después de haberlo intentado todo ya no tenía más ideas. Vigilo las operaciones de una aerolínea pequeña durante una semana, realizo cálculos, tomo tiempos, investigo a todo el personal, etc. Hizo todo lo que podía hacer, con tal de que él pudiera robar el avión y así llegar directo a su destino. Descubrió que la aerolínea estaba casi en banca rota, y por lo tanto diario guardaban un avión diferente en el hangar (para ahorrar costos de operación). Así fue como supo que podía robar el avión sin que nadie lo viera. Solo le faltaba resolver un problema… como abrir la puerta principal del hangar y así poder lograr su cometido. Entonces se preocupó por entablar una amistad con uno de los mecánicos de la aerolínea y una vez que se hicieron amigos, Chrystofer le confeso su plan pidiéndole de favor (a cambio de una importante suma monetaria) que le abriera la puerta del hangar el día de su escape. Este señor accedió y declararon un día, en el cual habría aún menos actividad de lo cotidiano. Llego el día predestinado y se llevó a cabo el plan que tenía Chrystofer, sus cálculos estuvieron bastante bien, sus tiempos fueron exactos, incluso el análisis al personal fue infalible, ya que él sabía quién era cada uno de ellos y donde estarían exactamente a la hora del suceso. Todo fue prefecto, y al llegar al hangar el mecánico ya lo esperaba. El señor al ver la señal del joven amante, este procedió a abrir la puerta principal. Chrys subió rápidamente al avión y se dispuso huir, a refugiarse con la dueña de sus pensamientos, cuando de pronto se llevó una sorpresa… el avión no tenía gasolina. Se dio cuenta de que todo había sido una trampa. El señor había avisado a la policía desde antes, solo para poder cobrar una jugosa recompensa al evitar el robo. Chrys comenzó a ver a los policías acercándose y lo único que pudo pensar en ese entonces fue: “¡Cielos! Tardare aún más en encontrarme con mi amada”.

Cayó en juicio y por supuesto que perdió el caso y a pesar de haber estado preso durante algún tiempo, no le importó ya que sabía que todo esto era en nombre de su amor. Al cumplir su condena, lo primero que hiso fue buscar nuevamente a la Luna. Es importante mencionar que esta nunca lo abandono dentro de la cárcel, él siempre veía su reflejo a través de su ventanita. Podía ver el reflejo de su cara en cada cosa que miraba, siempre y cuando fuese de noche, ya que él sabía que para su Luna la noche era lo más importante. Esta vez escribió una nueva carta, en esta le conto todo lo que él había vivido tratando de estar con ella. Escribió absolutamente cada detalle y lo mando por mail, esperanzado en que por fin recibiera respuesta a sus plegarias.

Por muy extraño que parezca… esta vez sí recibió una respuesta a su carta.

Yo podría decir que sigo admirando la firmeza que note en sus ojos, al decir que todavía no ha abandonado este sueño, de hecho esta historia la escuche hace unos algunos días en el aeropuerto. Él mismo me la conto mientras esperaba a que su vuelo a España se anunciara. En la respuesta que Luna dio a su carta, le pidió que por fin se encontraran. Luna era una chica que amaba el arte, hasta tenía un blog donde escribía poemas dedicados a su pseudónimo, es por eso que él sabía que en el horizonte, justo donde terminaba el mar, iba a encontrar a su amada. Chrystofer solo quería cruzar el mar Atlántico, y con esto llegar a España.

Desde el principio supe que él hablaba de una chica que valía la pena, de no haber sido así nunca se hubiese tomado la molestia de querer alcanzarla. Su historia tan alocada me fascino. Es la única historia que he escuchado, capaz de expresar un sentimiento tan puro como lo es el amor. Debo decir que por eso también me refleje en sus ojos, yo sé lo que es estar perdidamente enamorado de una mujer. No te importa cómo, ni porque, solo sabes que deseas estar con ella a pesar de que los problemas te golpeen en la cara, incluso aguantando burlas, humillaciones y rechazos por parte de tu misma amada. A veces pienso que el mundo sería un mejor lugar, si hubiese más personas como él, capaces de no ser egoístas amando a alguien más que no sean ellos mismos, y con la fuerza suficiente para lograr sus sueños. No tengo idea de que haya sido de su encuentro con Luna. Pero estoy seguro de que esa persona, es capaz de ser feliz a pesar de cualquier problema.

Si no sueñas, nunca sabrás lo que hay más allá de tus sueños.

Hola lector, te escribo una petición.
Me parece justo el intercambio de palabras, si te ha llamado la atención este escrito te incito a escribir algo de vuelta. Regálame tus pensares después de leer esta mi primer historia corta.
Gracias por leerme.

9 comentarios:

  1. Me encanta la historia. Me gusta como Chrys lucha por sus sueños, por lo que ama realmente, llendo encontra de todos, y comente las más absurdas locuras manteniendo así mismo la esperanza.
    Y bueno, me alegra mucho que te inspiraras en mi :).

    Gracias por hacerte un blog y publicarlo :D

    ResponderEliminar
  2. Seria conveniente que leyeran Castillo de sueños (es una historia más real). Lo importante de esta es la razón por la cual la cree, es decir lo que simboliza. Dejando claro que fue mi primer historia corta, con la que decidi explorar en escritos cortos... es el primer tomo de Escritos de mentes agenas.

    Gracias por inspirarme con tu figura, mi hermosa Luna.

    ResponderEliminar
  3. ¿Tu primera historia corta? Pues me encanta. Me encanta cómo describes paso por paso la obsesión de Chrys, cómo te pones en el lugar del narrador, sólo dando algún pequeño punto de tu personalidad y sin embargo consiguiendo mucho, y me encanta el sorprendente final, que en el fondo es tan extravagante como el resto de la historia. En algunos puntos me has recordado a mi adorado Poe.
    Espero impaciente más relatos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Jana gracias por leer este texto de la Luna ;) Sabes.. jaja de hecho es el texto mas leído de todo el blog definitivamente por mucho. Se la dedique a una de mis mejores amigas, quien posee como alias Luna. Que bueno que notas lo que trate de hacer con el narrador ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. El primer escrito que lei, y recuerdo haberme sorprendido al terminar de leerlo, en aquella clase de ventas jaja, no ya pero en serio m agrada como escribes carnal, de las pocas cosas que me han envuelto, esperando a ver que sigue, son lecturas que te envuelven en todo sentido y con cada una de las caracterisitcas que le imprimes a tus historias, siempre sorprendes con una nueva y cada una tiene su loco y moe obscuro encanto, pero en definitiva mi preferida creo que es esta

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tus palabras mi estimado Carlos. Que bueno que te gusto este escrito... principalmente por que esta mal redactado en muchos lados jajaj así decidí dejarlo por respeto a ser mi primer escrito. Sabes siempre pensé que te había gustado más el de Dádivas de Ángel, y tus palabras me agradan por sonar sinceras.

    Gracias por leerme y sabes que eres lector con prioridad jaja. Cuídese y un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Genial :)
    La vida es asi.. Si uno realmente quiere algo, debe pasar por todo lo que sea necesario para conseguirlo, aferrandose a la esperanza de que algun dia lo conseguira.

    Muy bueno che, sesgui asi.

    Saludos desde Mexico (?)

    ResponderEliminar
  8. Si no sueñas, nunca sabrás que hay más allá de tus sueños, buenísima frase. Muy cierto...

    ResponderEliminar
  9. Gracias por leerme. No bromeaba al decir que creo que la Luna es poética. Gracias a una amiga, pude aprender a apreciar las deidades de luz a las que llamamos astros ;)

    ResponderEliminar

Usa tus palabras. Derriba mi orgullo o acrecienta mi ego, no importa, ambos resultados alimentarán mis ansias por escribir.

No me hables de aquello que ya sé o de eso que crees deseo oír. Hazme saber qué sentiste al leer cada párrafo, dime la forma en que mis letras lograron tocarte.

Y si acaso te domina la duda por saber qué es lo que pienso, no preocupes, siempre voy a responder tras leerte.

Capta mi atención... ¿puedes?.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...